La mejora genética del pistacho se ha alzado con el premio Agroexpo a la innovación empresarial

Se trata de un certamen que celebra su VI edición, patrocinada por Banco Santander, y premia los resultados en productos que sirvan para el desarrollo agrícola y agroalimentario y al que se han presentado 15 empresas.

La empresa Viveros Provedo S.A ha sido la ganadora del primer premio de la VII Edición del Premio Agroexpo a la innovación empresarial dotado con 2.000 euros más un testeo y certificación del producto por parte de CICYTEX durante un año.

 

Su proyecto se basa en la investigación y desarrollo en la mejora genética vegetal, ADEX, es un portainjerto de pistacho adaptado a los suelos agrícolas. Es una especie que tiene muchas resistencias agronómicas: en el método, en suelos encharcadizos o con salinidad. Destaca también lo rápido que entra en producción pues en solo 5 años se cuenta con una planta productiva. El objetivo es desatascar la producción de plantas de vivero que hasta ahora se está haciendo con semillas salvajes. Esto permitirá también bajar el precio de la planta, además de más éxito en el cultivo”, ha destacado Luis María Aliseda, Director del centro de investigación de Viveros Provedo, S.A.

 

“La tecnología y la innovación es un escalón que los agricultores ya han saltado y no ven con escepticismo. Se han dado cuenta de que gracias a ella han podido avanzar”, ha explicado Manuel Gómez, Director General del FEVAL, quien ha añadido que “el agricultor está más concienciado y formado. Cada vez hay gente más joven que por su edad cuentan con la facilidad para aprender y con más iniciativa. Tienen la mente más abierta”

 

La empresa Sunjob C.B. con su plataforma web que agiliza los procesos de búsqueda y contratación de mano de obra, ha logrado el primer accésit de 1.000 €;  mientras que el proyecto “Calage, fertilizante mineral mixto”,     que protege a las plantas de la exposición excesiva de los rayos solares, entre otros, de la compañía Santa Clara, Agrociencia Moticolobres S.L, ha logrado el segundo accésit cuya cuantía económica asciende a 500 €.

 

Una edición que se ha caracterizado por la variedad de propuestas presentadas como la fabricación de trampas para insectos y rodadores, semillas con tecnologías STARCOVER, sistemas de corte automático controlado por GPS o ISOBUS.